AIAF: una lección de los países en vías de desarrollo

El Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 finalmente fue más festivo que efectivo en los países llamados desarrollados. Mientras, Estados de Latinoamérica, Asia y África avanzaron en su legislación al respecto, demostrando así que cuando se trata de cambiar, la voluntad puede más que los medios. En nuestro país, la organización agraria UPA asegura que seguirá luchando para que las propuestas consensuadas durante ese año de debate no queden en el olvido.

El Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 ha tenido hoy en Madrid su primera gran conmemoración. En un acto organizado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, entidades de todo el espectro rural han presentado los resultados de un informe que busca ser un “retrato fehaciente” de las familias dedicadas a la agricultura y la ganadería en todo el mundo.

En el mundo, según datos de la ONU, hay 500 millones de explotaciones agrarias de base familiar. Una encuesta de la FAO realizada en 93 países ha descubierto que los agricultores familiares representan, de media, más del 80% de todas las explotaciones. En el caso de España, 925.000 explotaciones tienen como titulares a personas físicas que trabajan su propia tierra.

Del informe presentado hoy se desprenden cifras como que en nuestro país 930.000 hogares tienen vinculación con la actividad agraria, o que el tamaño medio de las explotaciones ha pasado de 15 hectáreas en 1999 a 24 hectáreas en 2009. La formación de los titulares también ha mejorado en los últimos diez años, pasando de menos del 5% de titulados superiores en agricultura a más de del 15%.

En el acto celebrado hoy, en el que han participado organizaciones ecologistas, de pequeños municipios, de agricultores profesionales y de mujeres y jóvenes rurales se ha defendido que la agricultura familiar es “una forma de vida”, que no se define sólo por el tamaño de la explotación, “sino sobre todo por la forma en que la familia desarrolla su actividad y el modo como la vive”.

El comité español del Año Internacional de la Agricultura Familiar ha anunciado el lanzamiento de una campaña de recogida de firmas de apoyo en la plataforma Change.org, para pedir a los Gobiernos que “amparen y respalden este modo de producción y de vida”.

Ante los participantes, entre los que se encontraban la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez, han quedado patentes los principales problemas del medio rural, como el despoblamiento, el envejecimiento o la falta de rentabilidad de la actividad agraria.

“Los agricultores y ganaderos españoles formamos una gran familia. Merecemos ser reconocidos y apoyados”, ha concluido el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos.

Publicar un comentario

*