La “huella ambiental”: un paso más en el análisis del impacto de los alimentos

La Agencia de Cooperación al Desarrollo de la Agricultura (ACODEA) ha presentado los primeros sellos oficiales de “huella ambiental” otorgados en el sector agroalimentario español. La entidad ha presentado un proyecto mediante el que pretende mejorar el conocimiento del impacto ecológico de dos productos: el pan y la leche de vaca. El análisis de huella ambiental será el estándar de certificación del impacto de los alimentos en el futuro.

La fundación Acodea ha presentado ayer en una jornada en Toledo los primeros certificados de huella ambiental realizados en España. El pan y la leche de vaca han sido los productos elegidos para estos primeros análisis.

La “huella ambiental” basada en el análisis de ciclo de vida de un producto incluye el estudio de quince categorías de impacto ambiental, ofreciendo una visión general del comportamiento ambiental de un producto u organización y supone un avance respecto a indicadores como la huella de carbono o la huella hídrica.

La elección del pan como producto agroalimentario supone el estudio de todas las etapas necesarias para la elaboración del mismo, desde la fase agrícola hasta la fase de consumo. El estudio de la huella ambiental es especialmente interesante para productos elaborados que tengan asociado un cierto proceso industrial ya que supone el estudio de todos los procesos y materiales implicados. La investigación se ha realizado en colaboración con El Horno de Lozoya, en la localidad de Lozoya (Madrid).

Por su parte, la leche de vaca –analizada con la ayuda de la empresa La Colmenareña- es un buen comienzo para el análisis comparativo de los resultados obtenidos en el estudio de la huella ambiental de productos ganaderos con respecto a los productos agrarios.

Este método de análisis supone la homogenización de las diferentes metodologías y sellos existentes en la actualidad en diferentes países de la Unión Europea relacionados con la medición de la sostenibilidad.

La fundación Acodea, una agencia de cooperación al desarrollo en agricultura ligada a la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos y a la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, impulsa estos estudios de tal manera que se pueda llegar a comparar la huella ambiental de estos productos a nivel nacional con respecto a la obtenida en la elaboración de estos mismos productos agroalimentarios en otros países, con el objetivo de impulsar la sostenibilidad de la producción de alimentos en todo el mundo.

Publicar un comentario

*