Último adiós a nuestro agripooler Nacho Errando, fallecido en Colombia. Siempre te recordaremos

La pasada semana recibimos la triste noticia del fallecimiento de nuestro agripooler Nacho Errando, por muerte natural, mientras participaba en una misión de asesoría de Acodea en Colombia.

Nacho, siempre entusiasta con el trabajo de Acodea, se encontraba en Colombia para apoyar a Asofrut, asociación de productores indígenas de los resguardos de San Francisco, Tacueyó y Toríbío, en el departamento del Cauca, quienes cultivan principalmente frutas como la mora y la gulupa. La labor de Nacho en esta ocasión estaba enfocada al asesoramiento para la elaboración de un plan de negocio sólido, rentable y sostenible, que permitiera a Asofrut contribuir a la generación de valor y por ende a la mejora de la calidad de vida de los productores asociados.
La ilusión y energía con las que se estaba desarrollando la misión se vieron truncadas inesperadamente el pasado miércoles, obligándonos a despedir a uno de nuestros colaboradores más activos y carismáticos.

Además de a Asofrut, Nacho ha prestado sus conocimientos y experiencia para asesorar a diversas organizaciones apoyadas por Acodea en los últimos años, también en Centroamérica, como la Cooperativa Láctea Nicacentro o la Federación de Ganaderos de Nicaragua. Así mismo, Nacho ha sido uno de los impulsores del desarrollo de nuevas herramientas para agripoolers de Acodea, ha participado en foros internacionales de agripoolers y ha sido enérgico defensor de sus ideas en los distintos encuentros nacionales de expertos agropecuarios que moviliza nuestra agriagencia.

La dedicación y el amor que Nacho profesaba por la cooperación al desarrollo y por el cooperativismo agrario nos dejan un legado imborrable, tanto en nuestra organización como en las cooperativas que tuvieron la suerte de contar con su presencia. Nacho ha sido uno de los más grandes colaboradores de Acodea desde sus inicios. Con un talento y energía formidables, siempre dispuesto a compartir sus ideas y conocimiento, entusiasta y amante de su trabajo.

Desde el cariño y la profunda admiración, trasladamos nuestro más sentido pésame y acompañamos a la familia.

Hasta siempre, Nacho. Ha sido una suerte infinita trabajar y aprender contigo.

El equipo de Acodea

Publicar un comentario

*